lunes, 18 de septiembre de 2017

Una poesía coagulada



 Resultado de imagen de hecate
Hace poco presenté el siguiente poema a un concurso en el que la temática tenía que mantener relación con Gloria Fuertes. Pensaba que había posibilidades de ganar porque no participaba mucha gente y el premio era simplemente la publicación (y no de un solo ganador, ¡sino de varios!). Pues bien, no gané ni una palmada en la espalda. Una vez más la sociedad reniega de mi poesía pero, amigos, ¡no me pararán!
Digo yo, ¿se habrá notado mucho que paso de Gloria Fuertes y que no era más que un pretexto? Pues que lo disfruten les guste o no, que de este barco no me bajan.



Los poetas amamos la sangredijiste           y me vestiste         de esta guisa.
Soy hoy un vampiro de la lírica
esa que me ha hecho creer que puedo ser      lo que quiera ser
mientras mis labios tus versos bisan.
Esa que me ha dado terapia     siguiendo con mis yemas    la vía de tu caligrafía.
Esa que cree que las mercedes de este mundo no son ni prohibidas     ni desaconsejables
esa que con emoción palpable
me dice «tras todos los finales, hay vida».
Estás latiendo en mis poemas
hay borbotones rojos en todas las pausas
quisiera seccionarte y succionarte
hacer con tus plaquetas mi casa
una que sople quien sople
nadie descimentara.
Quisiera retratarte, esta vez de verdad
más cada poema es un intento vano
de recoger todo lo que tú eres y      aun más     lo que han hecho de mí tus manos.
Es cierto, amante, madre, amigo, hermano
que la esperanza en el desconsuelo es el bebé en brazos de Hécate
mi poesía se coagula
pero la herida está aún perfecta para seguir reabriéndose.

viernes, 22 de enero de 2016

I had a dream.




Como Martin Luther King, Yo         tuve un sueño.
Hoy a penas lo recuerdo.

A veces me golpea las costillas
me araña el pecho
por lo mal que lo hice
y lo mal que lo hicieron.

Una vez tuve un sueño
pero pesa más la verdad
aplasta más
es una viga       de acero
convierte en papel de fumar
lo que entonces quise
y lo que hoy quiero.

Soñar
por soñar
es un placer efímero
pero certero
notar en la boca el sí quiero
mascar todos los talveces
y dejarlos caer en otras bocas
para que todas notaran
el sabor de mis anhelos.

Luego mi anhelo muere
porque, chico, la verdad pesa
y es que a veces
"esfuerzo"
no es la clave,
"convicción"
no es la clave,
"pasión"
no es la clave,
la clave es que no hay clave
porque aquello que todo lo mueve
lo que todo hace funcionar
no es algo que tú elijas hacer
ni sentir
ni pensar.

Soñar por soñar
adictivo, y, por supuesto, traicionero.
Vaya el soñante anotando todos sus sentimientos:
amor loco/lujuria/motivación/determinación/inspiración/
credulidad/esperanza/el fin de los miedos
compruebe como unos mueren de inanición
otros, con tanto azúcar, acaban ciegos
otros no dependen de uno
otros van fluctuando según el día
otros tardan demasiado en llegar
y simplemente
se olvidan.

El fin de cualquier sueño es la vigilia
pero, qué congoja da el despertar
oir caer tan indómita fantasía
ver sus pedazos por el suelo
y caminar

sobre ellos

el resto de nuestra vida.

viernes, 2 de octubre de 2015

De avispas y lobos.



I'm a wasp for you
wandering over             your withered flowers
wanting them to spring.
The everlasting white showering your petals
I want to wash with the dew on my wings
your stamen
I would even want to lick          and eat.

I'm a werewolf for you
howling to your silhouette, watching it being free
with yellowish eyes, like the feathers of a warbler  
hoping you would satisfy my hunger                     and wicked instincts.

I would face destiny and doom
only desiring to wake up and dry
the wail of you waning moons.

[...I don't mind not recognizing myself in the mirror.]

May I have been the worst, the most wasteful wight who ever
touched
your happiness.
May I be.
When the lights go out           We
You and Me
will cease being beings
to be whatever we want to be.

domingo, 6 de septiembre de 2015

Oídos sordos.



No me hablen de patrias
de himnos      de banderas
no me hablen de sudar y sangrar
no me hablen de ser fiel.

No me hablen de traidores
de alarmismo       de sirenas
con cantos que anuncian la muerte
de lo que hay bajo la piel.

No me hablen de balas
de mujeres y niños
de que muchas cosas de esta vida son cuestión de tener    o no tener       suerte.

No me hablen.
Por favor.
No me obliguen a escuchar.

Solo en mí misma tengo mi tierra
solo mi amor y mi odio son lenguaje
solo entiendo las leyes que marca mi moral
-no son las suyas, qué va-

Solo en mí están mis fronteras
las que yo misma he de quitar,
solo creo en lo que deseo
(porque me quema la piel)
si no, ni eso creería
solo veo lo que quiero
COMO TÚ
que aunque te justificas
con tus miedos y tus ansias
eres como yo
el incomprendido y único habitante
de tu particular casa.

martes, 17 de marzo de 2015

Poesía políticamente incorrecta.



Hoy me he despertado con la boca muy seca
la lengua de esparto tirada entre cárcavas
de polvo y arena

la cabeza con pinchazos
autoacupuntura interna

y de repente leo tus poemas
y, joder, qué sed tengo
y cómo la empeoras

en la cama hay un cuerpo medio de trapo    medio humano

                     anoche lombriz de tierra

esta mañana                                        lo que te cuento

tanto "sin ti" que me asfixio
scratcheando sin delicadeza mis convexidades
filling como puedo mis concavidades
sintiéndome desnuda y abandonada como una perra
al borde de una carretera

necesito mantener ocupadas
todas mis partes húmedas y alargadas
la campanilla
el clítoris
(ahora también los dedos)

todas mis higrométricas partes se dilatan
crezco y me desparramo
por ambos lados de la cama

casi con la risa de una hiena             ahí tienes tinta -te digo-
para que sigas haciendo poemas.



miércoles, 14 de enero de 2015

Réquiem de las flores



 

Donde yace tu cuerpo
han crecido flores
flores   de par en par abiertas
como tu carne
ya podrida
ya a jirones

Si he de guiarme por el aroma
donde estás debes ser más feliz
y si no
las capas de tierra que nos separan
me ocultarán tan terrible secreto
seguiré ignorante   ajena   pueril

te imagino corriendo en praderas eternas
sin noción alguna de espacio o tiempo
sin necesidad de nada, más que de mí
pero con calma y sin prisa
pues sabes que ya llego
que no me olvido de ti.

Casi quiero
enloquecer y levantar con mis manos
a puñados
ese techo marrón
jugar con tu esqueleto blanco
como si fuese una maqueta
una réplica macabra
de lo que fue un día mi amor

quiero apartar los gusanos, las larvas
recuperarte de la tierra, de la naturaleza
a la que te devolví, resignada

pero todavía mi cordón de plata me ata
a la sensatez
al ser discreto
aunque el jardín que hay en tu tumba hoy me susurre
«no ha sido tan malo, te lo prometo».


domingo, 14 de diciembre de 2014

Deal.



Quererte es regalarse a la muerte
ser una pinguicula, ya seca
la piel mudada de una serpiente

Quererte
es olvidar   lo que he sido
es no ser,
sino estar

Quererte
es que deje de importar
todo lo que he aprendido  

es ignorar
el tiempo
la brevedad de nuestros días
dejarlos correr, como agua de escorrentía
ser el ser que deja de ser sin ser visto

Quererte
es tener la certeza 
de que no hay paz sin guerra,
no salir ileso   ni de un abrazo    ni de un beso
aceptar que nos morimos
que ya no somos más lo que fuimos
y que nos ha dado igual
desde que nos conocimos
y nos pusimos de acuerdo.